Saltar al contenido
Batanbruits

Cómo cocinar sin aceite

Como cocinar sin aceite

Según estudios recientes, publicados por CIBER (Centro de Investigación Biomédica en Red), el ritmo de crecimiento de la obesidad en nuestro país, cada vez está más cerca de EE.UU. Un dato aún más preocupante, si nos fijamos en las cifras infantiles. En España contamos con un 30% más de niños con sobrepeso, con edades comprendidas entre los 7 y los 13 años. De hecho, hay 12 veces más niños y 10 veces más niñas de entre 5 y 19 años, que sufren sobrepeso que en el año 1975.

Sin duda, son datos alarmantes, que nos hacen plantearnos cómo están siendo nuestros hábitos alimenticios, y sobre todo, los de nuestros menores. Como adultos, y sobre todo como padres, somos responsables de evitar que nuestros hijos desarrollen problemas de obesidad y mejorar la alimentación de nuestra prole, a fin de criar personas completamente sanas y saludables.

Una de las mejores formas de llevar a cabo una dieta saludable, tanto para nosotros mismos, como para nuestros hijos es cocinando sin aceite. Un hábito, que nos reportará muchas ventajas, sin prescindir de sabor y calidad en nuestras recetas. Como probablemente, te estés preguntando cómo es posible cocinar sin aceite, queremos hablarte de las recomendaciones y trucos para cocinar sin aceite.

¿Cómo cocinar sin aceite?

Aunque cocinar de forma tradicional no llega a ser del todo malo para la salud, el aceite en nuestras recetas puede suponer un aporte, un tanto excesivo, de calorías y por lo tanto, derivar en obesidad, sobrepeso y problemas para nuestra salud. Ante ello, los expertos en nutrición recomiendan cambiar los hábitos alimentarios, empleando poco aceite de oliva, siendo mejor usarlo en crudo y en los momentos únicamente necesarios. En el caso de la cocción de alimentos, existen muchas alternativas sustitutas del aceite de oliva, que son muy sanas, con las que no renunciamos al sabor.

Una de ellas es cocinar con zumo de limón. El zumo de esta fruta es un buen aderezo para cocinar pescados y algunas verduras. Gracias a él, podemos cocinar sin recurrir al aceite y evitar que los alimentos se queden pegados a la superficie de nuestra sartén. Además, el sabor del limón potenciará aún más los sabores originales de los alimentos y les dará un extra de jugosidad.

A pesar de todo esto, es importante contar con sartenes antiadherentes de calidad y adecuadas al tipo de fogones que utilices. Si necesitas renovar las tuyas, puedes consultar las sartenes Woll de Ganivetería Roca.

Otra alternativa para cocinar sin aceite, es mezclar un poco de agua con tus especias favoritas. Esta opción aportará mucho sabor a tus preparaciones, además de que el agua, las hierbas y especias actuarán como agentes antiadherentes.

El horno es otro recurso para cocinar saludable y sin aceite. Los asados, tanto de carne, pescados como verduras, tienen muchos más beneficios que los alimentos fritos, entre ellos el sabor y jugosidad que tiene la carne cocinada en el horno. Para ello, podemos sustituir el aceite por vino tinto o blanco o caldo de verduras, antes de introducirlo en el horno.

Cocinar al vapor, sobre todo las verduras, es un recurso de los más saludables para cocinar sin aceite. La mayoría de la gente cree que al vapor sólo se pueden cocinar las verduras, sin embargo los pescados y algunas carnes salen riquísimos al vapor, si los acompañamos, durante la cocción, de hiervas aromáticas. De esta forma, además mantenemos intactas todas las propiedades del alimento y su aporte vitamínico.

Ventajas y desventajas del aceite de oliva

Es innegable que el aceite de oliva es uno de los ingredientes que más definen la cocina mediterránea y por lo que destaca, entre otras cosas. A pesar de que muchos expertos en cocina y alimentación afirman, que el aceite de oliva es un alimento muy sano, y que cuenta con muchos beneficios, también es importante saber cómo tratarlo para evitar que deje de ser saludable y se convierta en algo perjudicial para nuestra salud.

De entre sus muchas ventajas, destaca por ejemplo, sus propiedades niveladoras para controlar el colesterol, problemas cardiovasculares y de hipertensión. También es un estupendo antioxidante. Pero todos estos beneficios podemos conseguirlos, siempre que consumamos el aceite de oliva en crudo. Lo que no podemos olvidar es que, el aceite de oliva aumenta las calorías y grasas (buenas) de nuestro platos.

¿Te has parado a pensar la cantidad de calorías que podrías ahorrarte si dejaras de cocinar con aceite? Por suerte, las nuevas generaciones son más consientes de la importancia de cocinar sin aceite y de su salud. Además, son muchas las personas que creen que el mero hecho de comer verduras es suficiente para adelgazar, pero no es todo, el “kit” de la cuestión está en cómo cocinarlas, y eso es obviando el aceite.

Trucos para cocinar sin aceite

Si eres amante de los filetes a la plancha, podrás cocinarlos sin aceite utilizando una sartén de cerámica o antiadherente de calidad, para evitar que la carne se te pegue.

En el caso de las salchichas, puedes hacerlas al estilo “hotdog”, cocidas en una cazuela o sartén con un poco de agua.

Para los productos empanados, como las milanesas, es mejor hornearlos. Lo mismo para las patatas fritas o las empanadillas. Además, para preparar una tortilla o huevos revueltos, en lugar de usar aceite, aplica unas gotitas de agua en la sartén para que el huevo no se pegue.

Es hora de comenzar a desterrar las freidoras y las garrafas de aceite especial para freír, sustituyéndolos por vaporeras, hornos y aderezos saludables que le den sabor a tus comidas. Mentalizarnos de que el aceite de oliva es un gran tesoro, si lo usamos en crudo y en las dosis adecuadas y justas.